EQUO Alcalá de Henares condena la agresión neonazi en la Casa de Socorro y exige al Concejal de Seguridad Ciudadana, Fco. Javier Fernández Abad, que tome medidas para evitar que vuelva a suceder

El pasado viernes, 9 de enero de 2015, tuvo lugar una agresión a varios vecinos y vecinas de Alcalá de Henares en la Casa de Socorro de la localidad por parte de un grupo de neonazis. Los hechos tuvieron lugar mientras cerca de un centenar de vecinas/os participaban de manera pacífica y democrática en la presentación de la Plataforma “Absolución CS 13 Rosas” y provocaron que una persona de las asistentes tuviera que ser atendida en el propio centro debido a la agresión sufrida.

Desde EQUO Alcalá de Henares queremos denunciar, rechazar y condenar estos hechos terroristas perpetrados por grupos neonazis que, por desgracia, no son nuevos en la ciudad. Queremos, a su vez, mostrar todo nuestro apoyo y solidaridad con las víctimas de las agresiones y con las demás personas que ejercían su derecho inalienable de participación política en un acto completamente pacífico y democrático. La violencia y la coacción a cualquier ser humano sólo puede provenir de personas alejadas de todo atisbo de civilización. Desde nuestro grupo siempre defenderemos los valores democráticos y libres frente a quienes solo saben ejercer la violencia para obtener sus fines.

A su vez, exigimos al concejal de seguridad ciudadana Francisco Javier Fernández Abad que, de manera urgente, tome medidas para que esto no vuelva a producirse en la ciudad. Resulta indignante que un grupo de individuos pueda, impunemente, entrar en un edificio público municipal, tomándose su tiempo para insultar, hacer fotografías a las personas que encuentran y agredir a alguien y marcharse impunemente sin que la Policía Local o Nacional acuda a tiempo para detener a los agresores. Por lo tanto, le exigimos que tenga en cuenta este precedente -que, por desgracia, no es nuevo en Alcalá de Henares- para programar la seguridad de los diferentes actos políticos que se realizan en la ciudad todas las semanas; y que inste a las fuerzas de seguridad para que  identifiquen cuanto antes a los agresores para que sean puestos a disposición judicial. La situación es más indignante, si cabe, cuando es bien conocido por toda la ciudad dónde se refugian dichos grupos neonazis y observamos cómo nadie acude a allí para detenerles.

Los grupúsculos de la ultraderecha llevan años campando a sus anchas en Alcalá de Henares, agrediendo y amenazando a sus ciudadanas/os, gracias a que los responsables políticos no han hecho nunca nada para que esta situación, intolerable en una sociedad democrática, deje de producirse.

ANTE LAS AGRESIONES FASCISTAS, NI UN PASO ATRÁS.

Deja una respuesta