Nota de prensa sobre nuestro rechazo al nuevo Plan de Ajuste en Alcala

EQUO Alcalá rechaza el nuevo Plan de Ajuste aprobado por el Gobierno Municipal por saltarse la mayoría democrática.

En EQUO Alcalá creemos que la propuesta de este nuevo Plan de Ajuste, rechazada por el Pleno Municipal y aprobada por la Junta de Gobierno, confirma la nefasta gestión del Partido Popular en nuestra ciudad durante los últimos 11 años, y su absoluta incapacidad, personalizada en concejales con muchos años de permanencia en sus cargos, para controlar las cuentas municipales.

El Gobierno Municipal del Partido Popular no sólo aumentó la deuda en los años previos a la crisis, sino que ha seguido aumentándola a un ritmo escandaloso, sumando 50 millones más en el año 2012 (último año con cuentas aprobadas en nuestra localidad), elevándola a los 268 millones ya reconocidos ese mismo año, pero que pueden llegar a ser más de 300 millones de deuda real en la actualidad.

Una gestión deficiente que acabará pagando la ciudadanía de Alcalá y que nos obliga sin duda a rechazar el Plan de Ajuste propuesto.

Aumento de impuestos y recortes y eliminación de servicios.

Los ajustes auspiciados por el Gobierno Central condicionan hasta su amortización la autonomía municipal tanto en las partidas de gasto como en los ingresos, por lo que ampliar en diez años el periodo de amortización, tal y como se establece en el plan municipal, supone, costes financieros al margen, una hipoteca a futuro que ni alcalaínas ni alcalaínos se merecen.

Todo ello además tendrá reflejo en la subida de impuestos y tasas, y en un importante recorte o eliminación de servicios públicos, dándose la circunstancia de que algunos deberán ser pagados íntegramente por los propios usuarios.

A falta de las cuentas de 2013, el Alcalde y su equipo de gobierno continúan “como si no pasara nada”, mostrando una inaceptable falta de compromiso para tomar medidas que racionalicen el gasto. La opacidad de sus actuaciones, con el propósito de que la ciudadanía no sepa realmente en que se emplea su dinero, hace sospechar que ningún cambio de actitud encaminado a lograr mayor transparencia en las cuentas municipales viene asociado a este nuevo Plan de Ajuste.

Y no sólo eso. Ante la previsible salida del gobierno municipal después de las elecciones municipales de 2015, el Alcalde Javier Bello y el PP alcalaíno retrasan “sine die” cualquier tipo de medida de control del gasto, en clara dejación de funciones y con el objetivo de trasladar el problema al siguiente equipo de gobierno. Aunque, y en el improbable caso de seguir gobernando otra legislatura más, han diseñado al parecer la estrategia de, “dios proveerá”.

Por todo ello, desde EQUO Alcalá rechazamos rotundamente este nuevo plan de ajuste que hipotecará la ciudad durante 20 años e impondrá subidas de impuestos y recorte de servicios, y reclamamos que se tomen verdaderas medidas para controlar las cuentas municipales, empezando por una auditoría de la deuda existente y la publicación de manera continua y transparente del estado de las cuentas municipales.

3 comentarios

Deja una respuesta